Cristian Carrizo: “Instituto es mi segunda casa”


El “Monito” transcurre la pandemia con todas las pilas, entrenando en un espacio reducido pero lleno de cariño y hambre de Gloria.

Al “Monito” lo seguimos, como a todos los juveniles de La Gloria, de cerquita. Tras su recorrido en Inferiores y su paso glorioso por la División Local, firmó su primer contrato el 25 de julio y fue citado por primera vez el 15 de agosto del 2019 a un partido con la Primera.

Cristian Carrizo, el capitán de la Local: “Ahora vamos por todo”

Como vienen los entrenamientos y como han sido en estos casi tres meses para Cristian: “Los entrenamientos bien, estos últimos días corrí un poco porque me volví a casa, los días previos a eso entrenaba en un lugar muy reducido”, narra el “Monito”.

Cristian, a pesar del espacio, logró seguir manteniéndose en forma: “Con lo poco que tenia me la rebusqué para poder entrenar y no perder estado físico, porque quieras o no, terminas perdiendo masa muscular con todo lo que eso significa”, narra el futbolista glorioso.

El “Mono” bromeó sobre los entrenamientos caseros de Sergio Ramos, jugador del Real Madrid: “¡Con un cuarto de ese patio que tiene el me conformo!”.

Su hijo Román crece en óptimas condiciones: “Está excelente, es un bebe muy sano y fuerte, agradezco a Dios todos los días por eso. En casa vivo con mi sobrina, mi pareja y el bebe, pero esta cuarentena nos agarro en lo de mis suegros”, cuenta Cristian.

La pandemia transcurre y la cuarentena se respeta a pesar de la ansiedad por volver a la normalidad. Cristian nos cuenta como la lleva junto a su familia: “Estamos bien, encerrados nomas. Yo salgo un poco, mas ahora que me volví a casa para poder entrenar un poquito mas, pero cuando vuelvo a donde esta el bebe ya cambia todo”, narra el “Mono”.

Que es lo que más extraña el “Mono” del club y como viene el tema económico: “Todo. Instituto es mi segunda casa desde chico. El tema económico lo llevo bien, siempre me manejé con poco y el club conmigo se portó excelente desde el minuto uno”, dice Cristian.

El “Monito” no se olvida de esos años que trabajó de noche en una empresa de gaseosas y entrenó de día, casi sin dormir. Por eso es feliz a pesar del difícil momento que venimos atravesando por la pandemia: “Instituto es mi sueño cumplido, hoy es trabajo, responsabilidad, pero siempre fue amor por los colores, desde chico”, cuenta Cristian.

Cristian Carrizo: “Después de 15 años de sacrificio, llegó la recompensa”

El “Mono” quiere asociar a su hijo Román: “Por el momento no pude, hace poquito pude hacer el DNI, así que pronto lo voy hacer socio”. Cristian Carrizo, un deportista de Instituto con sentido de pertenencia.