Un Chuzito potenciado

02/12/2021

El alero albirrojo contó sus sensaciones tras volver al club y ser citado con la Selección. Además recordó su paso por Brasil.

El presente de Luciano González viene en alza. Regresó al club con más experiencia y crecimiento personal luego de pasar por equipos importantes tanto nacionales como internacionales; y su paso por el exterior no fue desapercibido.

Fue integrante de uno de los equipos más destacados que pisa fuerte en Brasil: el Flamengo. Allí, logró perfeccionar su juego y su buen rendimiento lo llevó a cerrar una muy buena temporada en la Liga brasilera con un promedio de 11.2 unidades, 2.3 rebotes y 2.1 entregas.

Sus esfuerzos y logros causaron la atención de Néstor “Che” García, el DT de la Selección argentina, quien lo convocó nuevamente a la Mayor. Esta vez fue para disputar la primera ventana de las Eliminatorias al Mundial 2023. Anteriormente había sido en las Eliminatoria a fines de 2018 por las ventanas a la AmeriCup.

En una nueva estadía en la Gloria renueva sus ilusiones y compromisos para seguir creciendo profesionalmente. Charlamos con el alero, que nos contó su paso por Brasil y como esta sintiendo su actualidad.

¿Con que nuevas experiencias/aprendizajes te encontraste en esta vuelta al club?
Muchas , estos últimos años me tocó jugar tanto con compañeros y entrenadores ganadores y con mucha experiencia y he aprendido mucho, espero poder volcar todo eso y dar mi mejor versión en todo sentido en la vuelta al club.

¿Cómo veías al grupo de afuera (teniéndolo como rival) y ahora que estás adentro?
De fuera se veía un grupo homogéneo, con identidad y muchas ganas de ganar. Hoy dentro del equipo lo confirmé y estoy muy feliz de haberme sumado.

¿Cómo te adaptaste a la idea de juego de Victoriano?
Bien, me perdí una parte importante que es la pretemporada donde se afianzan bien las ideas de juego pero considero que ya tengo bien claro cuál es la idea de Lucas.

¿Cómo crees que fue tu rendimiento con la Selección? Qué es lo que te dejó esta primera ventana FIBA?
Teniendo en cuenta que llegamos unos días tarde y sólo pudimos tener un par de entrenamientos creo que muy bien. Es un proceso nuevo, había ansiedad lógica. La vuelta de Delfino era otro condimento y creo que todos nos fuimos felices con las victorias y el rendimiento general.

En relación a tu paso por el Flamengo, ¿Cómo se vive el básquet en Brasil?
Es una liga en constante crecimiento, la gente acompaña mucho. En Flamengo la hinchada es muy pasional y hacen sentir su apoyo.

¿Estando allá que fue lo que más extrañaste de Argentina?
Podría decir que la familia y los afectos. Después la adaptación fue muy buena y Río es una ciudad
impresionante para vivir.

¿Cómo viviste todo el campeonato?
Muy bien, fue un año espectacular donde como equipo cumplimos con todos los objetivos. Sin dudas una gran experiencia.