Tomás Saavedra y su historia con Daniel ‘Miliki’ Jiménez


Cumplió el sueño de conocer a su ídolo y además se convirtieron en amigos.

Tomás Saavedra cuenta sobre la Peña de Arroyito: “Armamos la Filial porque teníamos a Instituto lejos. No es lo mismo que vivir en Alta Córdoba. Con los chicos nos venimos juntando hace nueve años. Ahora está todo un poco parado por la pandemia. Nunca dudamos de ponerle ‘Miliki’ Jiménez. El es un tipo increíble. Siempre estuvo en todos los partidos a beneficio. Nos trajo jugadores. Siempre atiende el teléfono y pregunta que necesitamos”, dice el Glorioso.

Y añade: “Daniel es el presidente de la Filial, y también están ‘Gato’, Julio, Diego, Gonzalo, Hernán de San Francisco que siempre nos da una mano, igual que Carlos de Devoto. Somos unos 50 socios repartidos en diversas localidades”.

Su historia en la cancha: “Yo voy a la cancha de chico. Mi abuelo vino de Catamarca a Córdoba y así se hizo hincha. El partido que más me acuerdo fue la final contra Unión en 1996. Estudiaba en Córdoba y estaba siempre los fines de semana en la cancha. Hoy solamente falto por razones laborales. También recuerdo mucho el partido de ida ante Chacarita en 1999. Jugábamos lindo. Fue inolvidable ese ascenso”, dice Daniel.

Daniel cuenta sobre la importancia de ser socio de Instituto: “Soy socio hace nueve años de corrido. Tengo pago hasta fin de año. La única forma de ser parte del club es esa”,

Su historia con Daniel ‘Miliki’ Jiménez: “Mi anécdota más linda es haber conocido al ídolo. En 1999 me saqué una foto con él y fue un sueño. No lo podía conocer. Con la Filial logré hacerme su amigo Dicen que no hay que conocer a los ídolos porque te defraudan. Este no es el caso. Voy a comer a su casa y el a la mía en Arroyito. Vamos a pescar juntos. Cuando nació mi hijo le propuse sea el padrino y lo es. Tener de amigo a un ídolo es tocar el cielo con las manos. Y soy un agradecido a Instituto por permitirme todo esto”. Tomás saavedra, un Fanático de La Gloria.