Stefania Meier, la Gloriosa


Stefania Meier es de barrio Villa Cabrera y cuenta como se hizo hincha de La Gloria: “Por mi tío Carlos, hermano de mi papá. Lo llevó desde chiquito a la cancha a mi hermano, y veía el amor que tenían por el club, la felicidad con la cual iban a la cancha y siempre me daban ganas de ir con ellos”.

Su primera vez que fuiste a la cancha: “En el 2008, después de jugar contra talleres, le habíamos ganado 3 a 1 y yo había estado en la casa de mi abuela sufriendo, cuando volvió mi tío le dije que quería que me llevaran a la cancha a la fecha siguiente. A partir de ahí trato de hacer lo posible para no perderme ningún partido”, narra Setefania.

La familia de la Gloriosa: “Mi tío y mi hermano. Mi papá es hincha de Talleres y mi vieja sigue a veces los partidos, pero para saber con qué humor vamos a volver a casa, nada más”, cuenta Stefania.

Sus amigas no son futboleras y ella es la única que sigue a La Gloria: “Ninguna, soy la única que le gusta el fútbol en mi grupo”, dice la Gloriosa.

El partido que le gusto más: “Uno contra Talleres, de local, gol del mago Faurlin afuera del área”, narra Stefania.

Que jugadores te gustaron más: “El ‘Mago’ Faurlin, la ‘Bruja’ Vismara, Raúl Damiani, ‘Miliki’ Jiménez y Paulo Dybala”, cuenta la albirroja.

Anécdotas que Stefania cuenta con alegría: “Me acuerdo de un domingo Día del Padre, Chacarita le ganó a Central al último. El día anterior le habíamos ganado a Deportivo Merlo con un gol de chilena del Raulo Damiani, con ese resultado éramos punteros con River y dependíamos de nosotros mismos para ascender. Nos abrazamos con mi hermano y no podíamos parar de llorar de la felicidad”, narra.

Es socia y cuenta porque: “Porque siento que es lo mínimo que le puedo aportar al club que amo, pagar la cuota todos los meses es sumar mi granito de arena”, dice Stefania.

Lo que más le gusta de Instituto: “Me encanta que podemos ir al Monumental un sábado y un miércoles ir al Sandrin a apoyar al básquet. Particularmente yo voy con la misma emoción. Tenemos los hinchas más fieles del mundo, que después de miles de caídas vamos a seguir estando ahí, apoyando al club, orgullosos de llevar La Roja y blanca, y decir que somos de Instituto”. Stefania Meyer, una Fanática de La Gloria.