Romina Heredia, una fanática gloriosa


Una historia llena de amor por Instituto y sus disciplinas. Romi, que tiene a Daniel “Miliki” Jiménez y a Sam Clancy como referentes en fútbol y básquet, sigue a La Gloria siempre. 

Los inicios como fanática de La Gloria: “Soy hincha de instituto desde los 17 años, cuando me anime a decirle a mi papá hincha perro de Talleres que quería ser de La Gloria”, dice Romina.

A la gloriosa le empezó a gustar Instituto de trempana edad:”Desde chiquita me gusta el fútbol, mi papá me enseñó, juntos veíamos partidos y comentábamos pero a mi me tiraba más Instituto, sus colores y a veces escuchaba los partidos de La Gloria sola”, cuenta Romina.

Sus primeros partidos en el Monumental: “Empecé a ir a la cancha sola, porque no conocía a nadie, y después por el trabajo ya no podía”, dice Romi.

Sebastián Pedernera y Agostina Pedernera, sus amores, su familia gloriosa: “Hace algunos años conocí a mi marido, un glorioso de ley, de esos que se saben todo, nombres, fechas, partidos y estadísticas. Lo que sea. Formamos nuestra familia gloriosa”, narra Romi.

Con La Gloria siempre: “Somos socios los tres, con nuestra hija , vamos a todos los partidos, básquet y fútbol. Siempre los tres”, cuenta Romi.

Todo sea por ver a Instituto: Mis recuerdos de la cancha son varios, amo ir en familia y siendo socios no faltamos, pero no me olvido cuando juntaba los pesitos para la entrada, o cuando no tenía y mi viejo me prestaba aunque no sea su equipo”, dice Romi.

Sus referentes: “Mi jugador favorito siempre fue, Miliki, por lo que representa, pero siempre disfrute ver a Chiarini en el arco, la seguridad de saber que estaba ahí era otro partido”, reconoce Romi.

Grandes momentos vividos en el Sandrín: “Al básquet empezamos a ir siempre cuando subió a la Liga Nacional, pero ya lo seguíamos de antes. Me encanta, aunque me pongo muy nerviosa. A mí hija le gusta más el básquet”, narra Romi.

La Gloria de América: “El básquet nos dio muchas alegrías, lo disfrutamos mucho, nos puso en otro nivel y nos mostró al mundo, siempre creo que la comisión de esta disciplina se manejó muy bien . Y mi jugador favorito siempre fue Sam Clancy”, dice Romi.

“Mi deseo para el club es que siempre esté unido, que sea siempre de los socios, los que estamos y estaremos siempre. Aunque nos impacientemos ya llegarán las buenas, mientras tanto seguiremos estando siempre. Instituto para mi y mi familia es una pasión, una pasión compartida, es lo que somos y seremos siempre”. Romina Heredia, una fanática gloriosa.