Néstor Narváez, un glorioso en Chile


Vive en Santiago de Chile, fue por primera vez a la cancha en la década del ’70, partió en el 2005 y sigue a La Gloria desde el país trasandino.

Néstor Fabián Narváez, el glorioso, nos cuenta su actualidad: “Soy Informático y trabajo como Arquitecto de Soluciones para un banco”, dice sobre su actividad profesional.

Como se está viviendo el tema de la pandemia en Chile: “Ahora se complicó bastante, porque estamos en cuarentena total con permisos restringidos, solo para salir al supermercado o a la farmacia/hospitales y por un periodo no mayor de tres horas. Además, en Santiago en esta época es muy complicada para las enfermedades respiratorias”, cuenta el albirrojo.

Como se hizo hincha de Instituto: “Fue gracias a mi papá, que me llevaba a la cancha todos los domingos en esa época. En los años ’70. Era cuando aún estábamos en la LCF. Me acuerdo que jugaba Anelli, Mastrosimone. Luego, cuando jugamos en Primera, recuerdo a Dertycia, Chaparro, Palavecino, la dupla de centrales Enrique Nieto y la ‘Gata’ Olmedo. Incluso me acuerdo cuando ganamos 4 a 2 a Talleres que había traído a periodistas de Buenos Aires”, recuerda el albirrojo.

Como se compone tu familia y recuerdos imborrables: “Vivo con mi señora, que nos casamos en el 2012. Tengo una anécdota de la luna de miel, ya que la pasé con mi señora viendo a Instituto. Le ganamos 3 a 2 a Defensa y Justicia. En esa época era la de Franco y obviamente con Dybala. Además recuerdo que esa noche me saque una foto con Coquito Ramaló, que fue uno de los creadores del Cuarteto de Oro junto a la Mona Jiménez. El era hincha perro de Instituto. Por supuesto que también comimos un choripan que el de Córdoba y el de la cancha tiene un sabor único”, narra Néstor.

Instituto, el gigante de Alta Córdoba, en su opinión albirroja: “Lo bueno de Instituto es que es un club deportivo y social. Así que aparte de los grandes jugadores que pasaron por el club recuerdo mucho cuando hacia natación en el club o cuando iba a la escuela de verano en La Agustina. Recuerdo alguna vez haberle pedido un autógrafo al ‘Loco’ Munutti. Después que atajó los dos penales en la Bombonera. También recuerdo un gol de Dertycia que fue de área a área”, dice el glorioso Néstor.

Su opinión sobre el basquet de Instituto: “Me encanta el básquet, creo que han hecho las cosas bien y siempre sigo los partidos, no solo de la Liga o de la Champions, sino también de la Liga de Desarrollo (LDD) donde veo un gran futuro con el ‘Chiri’ Reyes, Pedano, el ‘Colo’ y otros. Ojalá podamos ganar algo, lo merecemos”, cuenta Néstor.

Su sueño tienes para Instituto: “Varios, que salga campeón, ascender y volver a ser protagonista. Además con los jugadores del club me encantaría. También me gustaría que fuéramos mas unidos con la hinchada y que pudiéramos con nuestro aporte solventar al club”. Néstor Narvaez, un fanático de La Gloria.