Martina Sofia Quiroga: “Instituto para mí significa familia, amor y orgullo”


Martina Sofia Quiroga juega al vóley en La Gloria, llegó de Chaco a Córdoba y vive en la localidad de Villa del Prado, a 32 kilómetros de la capital provincial.

“Mi familia está compuesta por mi mamá, mi padrastro, mis dos hermanos varones más grandes que yo, mi papá y mi abuelo, que viven en Córdoba Capital también mis 9 gatos y 3 perros que son parte de mi familia. Luego tengo más familiares en la provincia del Chaco, donde viví gran parte de mi vida”, cuenta Martina.

Martina está en Instituto está en desde mediados de Mayo del año pasado: “Hacía tres meses que me vine de la provincia del Chaco para poder estudiar Profesorado de Educación Física en el IPEF, no pude ingresar ese año, pero me alegro que no se me haya dado, tuve la oportunidad de realizar un entrenamiento de prueba en Instituto y a los días mi profe Francisco me comenta que ya podía empezar a hacer los papeles para federarme. Tenía mucha emoción y nunca imaginé que iba a conocer tan maravillosas personas, y un club tan acogedor, que te hace sentir como en casa”, narra la deportista.

El vóley, una pasión para Martina: “Lo elegí porque es el deporte que más me gusta, anteriormente jugué al básquet y paddle, pero el vóley es el que mejor me ha hecho sentir”.

La distancia no le ha impedido ir siempre a los entrenamientos y partidos: “La mayoría de los entrenamientos y partidos voy sola, me tomo un par de bondis y voy. Pero tuve la suerte de que en ocasiones me pudieron llevar mis papás, otras veces fui acompañada por mis hermanos, tíos, incluso mis compañeras de equipo que son muy buenas persona y padres de las mismas que siempre están allí para todo lo que uno necesita y no dudan ni un segundo en acompañarte todo momento, ni el profesor Francisco se salva, todos son súper lindos conmigo y estoy muy agradecida”, cuenta Martina.

Entrenar en épocas de pandemia: “Venimos realizando entrenamientos vía videollamada, tuvimos entrevistas con varios referentes de lo más alto del vóley, donde los profesores Francisco y Franco le ponen toda la onda del mundo, nos incentivan con mensajes motivadores, están presentes en todo momento y te hacen sentir acompañado, ni hablar de las chicas que conforman el equipo, todas y cada una están muy involucradas, poniéndole mucha garra a ésto que no es nada fácil, pero sabemos que en algún momento se va a terminar y tenemos que dar todo de nosotras, y más que nada demostrar cuan lejos podemos llegar”, dice Martina.

El año pasado jugó en la categoría Sub 19 con grandes participaciones y fue creciendo: “Tuve la oportunidad de jugar en Sub 19 y luego en 23, una cosa que no podía creer, fue cuando me invitaron a que me sumara el equipo de Primera. Recuerdo que justo habíamos terminado un entrenamiento y las chicas debían jugar un partido contra UNC, en eso nuestro profe Francisco me invita a que me sumara, tenía mucha emoción por formar parte y ese primer momento que ingresé a la cancha no creía que estaba allí, los nervios estaban a full, me sientí muy orgullosa de llevar puesta la camiseta de Instituto”, dice Martina.

Sus referentes y lo más lindo del vóley: “Me gustan Yaz Nizetich y Mimi Sosa. Lo mejor de este deporte es el papel importante que juega el equipo, el compañerismo, sin dudas es lo más lindo”, dice Martina.

Lo más lindo que vivió hasta ahora en Instituto: “Muy difícil describir sólo una vivencia, para mí lo más lindo fueron todas y cada una de las sonrisas, festejos que hubo en el día a día de entrenamiento, en los partidos ver que estaba rodeada de personas que siempre estaban acompañándonos, en especial mi mamá, sin su apoyo nadie hubiera sido posible para mí, padres que nos hacía sentir que no estábamos solas, las chicas que siempre tiraban buena vibra en todo, creo que todos tenemos el objetivo en mente de llevar a lo más alto posible a Instituto, tratando de representarlo de la mejor manera”, narra Martina.

Sus objetivos y un sueños: “En lo deportivo sería formar parte de la Selección Cordobesa, en lo personal recibirme de profesora de Educación Física. Como objetivo dar todo en el club, ver a Instituto en lo más alto del podio y retribuir un poquito de todo lo que han hecho por mi a lo largo de éste tiempo”, cuenta Martina.

“Instituto para mí significa familia, amor y orgullo. Es un club que te abre las puertas desde el primer momento, te hace sentir parte, desde las personas que se encargan de la seguridad del club, mis compañeras, los padres, las personas de la sub comisión que siempre están allí para nosotros, el profe Francisco que le pone mucha garra a lo que hace, brindándonos herramientas en cuanto a lo deportivo y cosas que necesitamos en la vida, ni hablar de la motivación que nos transmite, la verdad que cada persona que forma parte es muy valiosa”. Martina Sofía Quiroga, una Deportista de Instituto.