Macarena Delgado: “Mi amor por Instituto comenzó de piba”


Volvió al club de sus amores en busca de más Gloria: Maca jugó muchos años al vóley en Instituto y retornó por todos los recuerdos que tenía. 

Macarena Delgado actualmente vive en Villa Cabrera con su pareja pero vivió muchos años en Villa Allende y Argüello: “Mi amor Instituto comenzó de piba, a los 19 años aproximadamente. Fue cuando comencé a jugar para el club. Me recibió muy bien y siempre me transmitió cosas muy lindas en varios sentidos, en especial el hecho de ser un club muy familiar”, cuenta la deportista.

Los comienzo de Maca, en este gigante de corazón humilde que es Instituto: “Recuerdo que antes de jugar al vóley concurría a clases de danza clásica, pero luego de pegar el famoso ‘estirón’  se me complicó bastante la existencia en esa disciplina. Mi mamá, que es profe de educación física me incentivó a practicar vóley. Es cuando me llevó a Banco de Córdoba que era el club más cercano por la zona norte. Mi papá quería que juegue al básquet, pero por suerte mi mamá le ganó la disputa y a las 14 años si mal no recuerdo comencé”, narra la gloriosa.

Sus experiencias y anécdotas en sus comienzos en Instituto: “Los inicios fueron hermosos, tanto en lo deportivo como en las amistades y lazos que el propio deporte te genera. La verdad que no cambiaría por nada esas experiencias que en la adolescencia te aportan cosas muy positivas a nivel personal. Muchas anécdotas lindas, una de las que más recuerdo es un día que teníamos partido en Calera, en ese momento tenía una moto enduro y en el trayecto a casa de “la Miky ” en la cual nos juntamos previamente a almorzar, tuve un accidente. Llegue toda raspada y golpeada al almuerzo y de allí como si nada nos fuimos en caravana con la zurda (Vanesa Vera) atrás de copiloto a jugar como si nada hubiese sucedido. Al terminar recuerdo no haber podido moverme de los dolores, pero valió la pena”, cuenta Maca.

Macarena se fue y en febrero de este año volvió a jugar en La Gloria: “Si por cuestiones personales y de distancia, vivía en ese momento en villa allende y me alejé del vóley por un tiempo. Estuve por algunos clubes entrenando pero de manera recreativa. El año pasado comencé a plantearme regresar a jugar de forma competitiva y sin dudarlo volví, donde aún están compañeras de mis viejas épocas y en el club que tanto cariño le tengo”, cuenta la gloriosa.

Macarena en una de las paginas del libro de los 100 años de Instituto.

 

Como fue tu regreso y que es lo más lindo que vivió: “Lo más lindo fue reencontrarme con compañeras conocidas de las viejas épocas y encontrarme con nuevas caras, que también me recibieron excelente. El club también está cada día más lindo”, dice Maca.

Maca y una imágen de sus comienzos en La Gloria.

Su opinión sobre el grupo, las chicas, por la pandemia, entrenan de manera virtual: “El grupo me parece que tiene una potencialidad enorme. Por un lado la experiencia que tienen las jugadoras más grandes y por otro la juventud que plantea nuevos horizontes. Lo más importante la calidez y la picardía que el día a día tienen los entrenamientos sin olvidar por supuesto el compromiso con el equipo”. Macarena Delgado, una gran deportista de Instituto.