Macarena Del Olmo, la piba que vuela en la local


La Agustina es puro fútbol, y en el equipo femenino que participa en Liga Cordobesa se puede encontrar a la hija de Rubén Del Olmo, ex arquero albirrojo, defendiendo bajo los tres palos la ilusión de un grupo de chicas que cada vez se hace más fuerte.

Macarena nació el 30 de marzo de 1996, tiene 22 años y hace 6 años que juega solamente en Instituto. Siempre con una sonrisa, camina por el predio rumbo a los entrenamientos, junto a sus compañeras de equipo.

“Empecé jugando de cuatro, después me mandaban al arco porque les gustaba como atajaba, luego empecé a jugar de 6 (su puesto natural) pero siempre cuando hace falta sigo dando una mano en el arco”, cuenta Maca.

El amor a su padre, la ‘Pantera’, como lo apodaron, siempre latente: “Obviamente al jugador que admiro es a mi viejo, que es arquero”, dice Maca. Y añade sobre su vida: “Estudio para contador público en la UNC, y practiqué muchos años Voley en el Centro Vecinal de Residencial América”, Macarena estudia y practica deportes, una vida muy activa.
En la cena se habla de fútbol: “Hablo bastante de fútbol con mi papá, es inevitable eso”, comenta con una sonrisa. Y dice: “Convivo con mi familia que esta compuesta por mi papá (Ruben), mi mamá (Marina) y mi hermana (Guadalupe). Mi hermana juega al voley en el Club Municipal, mi mamá es profesora de gimnasio, y mi papá sigue entrenando, ya no juega, pero insiste, ja, ja, ja…”, narra la gloriosa.

Jugar en Liga Cordobesa no es fácil, son cotejos intrincados, terrenos difíciles: “Tenemos un excelente grupo, estamos más unidas que nunca y tengo muchas esperanzas este año, creo que vamos a llegar lejos”, define con ilusión.

Observación y análisis sobre otros equipos que tienen más rodaje: “Hablando de fútbol femenino, obviamente me gusta como juegan Belgrano y Racing, tiene buenas jugadoras e ideas de juego bastante sistemáticás, que es lo que me gusta del fútbol”, relata. Ante La Academia tuvieron una buena performance, cayeron 1 a 0 y erraron un penal, la chicas gloriosas empiezan a estar cada vez más firmes en la competencia.

El fútbol también puede ser para chicas, pero no es fácil: “Si, yo creo que el ambiente del fútbol sigue siendo un poquito machista, pero ya se van acostumbrando, mis amigos desde que soy chiquita saben que juego al porque lo hacia con ellos , así que siempre sentí ese apoyo”, linda reflexión de Maca, a quién este deporte la apasiona.

“Tengo un montón de anécdotas de mi viejo que viví, porque no me perdía ni un partido de él, una vez contra Racing (el último tiempo) me habia quebrado la muñeca y me aguante el dolor para poder ir a la cancha a verlo, cuando salí de ahí me enyesaron y dijeron que estaba loca”, comenta Macarena. Evidentemente el fútbol es una gran pasión para ella.

El sol cae en La Agustina, las chicas ya corrieron, también hicieron el táctico, y antes de partir a su hogar, Macarena le dice a la pagina oficial de Instituto: “Mis objetivos y sueños son casi los mismos, quisiera salir campeón con el fútbol femenino de Instituto, porque soy hincha de La Gloria, y nada mejor que dar la vuelta con la camiseta puesta del club que amo, ese es mi sueño…”.

Por: Juan Pablo Luna.

Foto: Diego Roscop.


Instituto ACC

FREE
VIEW