Leonardo Monje: “Esto es el sueño del pibe”

03/08/2022

El juvenil volante vive un momento de Gloria, le dedica su primera conquista a toda su familia, agradece a la hinchada por el increible apoyo, y cuenta un secreto: “Antes del partido ‘Pato’ (Cucchi) me dijo al oído ‘hoy vas a hacer un gol”.

Termina la práctica en La Agustina y Leonardo Monje enfrenta las cámaras, es uno de los más buscados, lo que vive es algo que soñó cuando era un niño, cuando llegaba a entrenar a las inferiores en el predio de La Glo. Ahora es momento de disfrutar, con la responsabilidad que lo caracteriza, por supuesto.

“Leo” cuenta sobre el gol con Instituto ante All Boys, el primero de su carrera profesional: “Fue muy emocionante. Ya tenía pensado salir corriendo y colgarme del alambrado con la hinchada si hacía mi primer gol en la Primera. Por suerte se dio”, dice el volante.

A veces los jugadores en medio de la locura del festejo olvidan todo, pero Leo recuerda la jugada: “Se la dan al lateral, al cuatro, el cuatro quiere dar el pase para adentro, lo corto, el se resbala, me voy mano a mano y cuando levanto la mirada justo me salió el arquero y yo defino por abajo”, narra Monje.

Uno de los momentos más agradables de anotar un gol es cuando el partido termina, el equipo gana, entonces se viene la charla familiar y con amigos, para describir de mil maneras lo que significó la conquista: “Charlé con toda mi familia, con mis hermanos, el gol va dedicado a todos ellos. Y con el ‘Pato’ (Cucchi), porque antes del comienzo del partido me dijo al oído ‘hoy vas a hacer un gol'”, narra Leo.

Y amplía sobre la charla con la familia sobre su gol y el presente del equipo: “Lo bueno es que sirvió para la victoria del equipo, y darle la alegría a toda la gente que estaba en Alta Córdoba. Se lo dedico a mi mamá María, a mis hermanos Diego y Meli. Y a mi novia Leonela. Por suerte quedaron los tres puntos acá. El grupo está bien y tranquilo. Ya pensamos en el partido con Güemes”, dice Leonardo.

En la llegada del plantel, los hinchas albirrojos iluminaron el camino con sus fuegos artificiales, y Leo cuenta sobre esa linda experiencia: “Lo de la gente fue inexplicable, fue algo muy hermoso. Estamos muy agradecidos. Ya desde cuando salimos del Hotel un amigo me mandaba videos y se los mostraba a mis compañeros. Cuando llegamos y vimos toda esa gente nos dio mucha emoción. Quiero agradecer mucho a la gente por el apoyo. La verdad todo esto es el sueño del pibe”.