Karen Silva, con La Gloria en su corazón


Karen vive en Arguello y se toma cuatro colectivos para poder ver a Instituto. Es una mujer comprometida con los colores y con muchas causas importantes. 

La historia de Karen: “Soy hincha de Instituto desde que soy bebé. Mi papá me inculcó que los Silva son de La Gloria. Aprendí el respeto y amor al club desde pequeñita. Siempre íbamos en familia a la cancha, con frío, calor, lluvia, con mis padres y mis dos hermanos. Siempre presentes”, cuenta.

Como toda fanática de La Gloria, tiene miles de anécdotas, y nos cuenta algunas: “Tengo millones de recuerdos. Voy desde muy chica a la cancha. Me encantó ir a la Noche de los Museos, estuvo bárbaro lo del pasillo, la organización, cuando salimos por el túnel con el gol del ‘Tano’ Riggio fue espectacular. Fui con un primito de 4 años, también lo empecé a llevar a la cancha. Como para que vaya aprendiendo el amor hacia el club”, dice Karen.

El respeto y cariño por Dybala y Abila: “Disfruté muchos partidos, más allá del resultado. Disfrutar estar con tu gente, tus amigos, el barrio. Me encantó la goleada ante Tigre. A mí me gustan los jugadores que surgieron de la cantera, pero me encanta Paulo Dybala, desde los 13 años lo veía en la cancha, y me da orgullo que esté en Europa y sigue defendiendo nuestros colores cada vez que opina de Instituto. Tampoco quiero dejar de lado a “Wanchope” (Abila), que la peleó para hacerse su lugar”, cuenta Karen.

Su pensamiento sobre el momento del básquet: “El básquet de Instituto es una disciplina hermosa y me parece espectacular que tengamos muchas. Nos sentimos orgullosos, porque no solo somos un club de fútbol, sino de fútbol, básquet, fútbol femenino, vóley y mucho más. No hay que pelear por fútbol y básquet, somos todos uno. El día que todos vayamos para el mismo lado será muy lindo. El básquet está llevando nuestro nombre muy alto”, dice Karen.

Karen tiene bien en claro sus ideales, y los comparte: “Mi deseo para el club es que siga siendo igualitario y se le siga dando interés a las disciplina. Que siga sumando mujeres a sus comisiones y a sus listas. Que nos sigan invitando a asociarnos, que nos incluyan en los talles de las ropa y mucho más. Instituto significa familia, siempre digo lo mismo. Somos fieles, somos los mismos y las mismas de siempre. Por nuestras venas corre la misma locura”.

Una gloriosa con mucho compromiso social: “No me imagino una vida sin Instituto. Yo pertenezco a Coronadas de Gloria, una agrupación de socias e hinchas autoconvocadas que busca un lado igualitario en el club. Hace poco, el 8 de marzo, pudimos lograr el ‘Punto Mujer’ en el Monumental, para que las mujeres que se sienten agredidas y necesitan un consejo tengan un punto de encuentro. Fuimos el primer club que lo hizo. También el año pasado participamos de la campaña ‘Abrigo Amigo’. Tenemos muchas ideas, pero estamos medias paradas por la pandemia”, cuenta Karen.

Las disciplinas y el crecimiento del fútbol femenino: “Creo que hay que seguir potenciando el fútbol femenino porque está creciendo. Me parece espectacular también lo de las disciplinas Cheer y Vóley. Que las disciplinas crezcan nos hace crecer como club”, analiza Karen.

La reflexión de Karen: “Me parece hermoso que el club se comprometa en causas que a veces no son visibilizadas, me gustó que el 17 de mayo en el Día de la Homofobia el club haya sacado un posteo y diga presente. Como lo del Punto Mujer, eso fue el broche de oro y me da orgullo hayamos podido colaborar. Se puede pensar distinto y me encanta el club tenga compromiso”.

El Monumental, el otro hogar de Karen: “Se extraña al club porque es como tu casa. Se extraña cantar las canciones y alentar al equipo. Juntarse con los amigos y caminar las calles del barrio. Extraño al club porque es como mi casa, veo las fotos que han subido de lo linda que está la cancha y extraño cada vez más”.

Karen y su enorme pasión por Instituto: “Yo soy socia. El club hoy nos necesita. Porque es como nuestra casa y hay que mantenerla. Tenemos que pagar la cuota. Todos los que dicen amar a Instituto tienen que retribuirle ese amor por todo lo que nos ha dado a nosotros”. Karen Silva, una fanática Gloriosa.