Julieta Carrión Gutiez: “Desde chiquita me sentí parte del club”


Pertenece a Cheer en La Gloria, es nieta de Ángel Gutiez e Instituto es su segundo hogar.

Julieta Carrión Gutiez tiene 15 años y vive en Alta Córdoba junto con sus padres y dos hermanas: “Soy hincha de Instituto, desde muy chiquita me sentí parte del club creo que se debe mayormente por nuestro abuelo (Ángel Gutiez) quien nos lo mostró”, dice la deportista respecto del amor por los colores y la enseñanza del Comodoro.

Su recuerdo sobre Ángel Gutiez: “Cuando él murió yo era muy chica, tenía 4 años, lo que recuerdo de él era lo cariñoso que era conmigo y su olor a pipa caracteristico, se sabía a la distancia en donde estaba. Siempre pasaba por casa cuando iba para el club así que lo veíamos seguido. Cuando íbamos a su casa me sentaba en su falda y veíamos dibujitos”, dice Juli.

El porqué de practicar la disciplina: “Empecé Cheer porque mi hermana más grande ya había comenzado un año antes que yo y me invitó. Así comencé a los 12 años”, dice Julieta.

La experiencia en sus comienzos en La Gloria: “En esa época yo era tímida, así que me daba un poco de miedo el tema del equipo, tanto como el deporte, ya que era algo nuevo para mí porque yo hacía natación y fue un cambio muy drástico”, cuenta Julieta.

Una linda anécdota de Julieta: “Cuando ganamos nuestro primer Nacional, después de competir, pusimos música en el colectivo y bailamos todo el viaje de vuelta”, cuenta la Gloriosa.

Los entrenamientos en pandemia: “No es lo mismo, todos extrañamos el club, el equipo, a las entrenadoras, ya es como una segunda familia. Pero igualmente continuamos como podemos, con el espíritu Cheer siempre”, dice Julieta.

Julieta cuenta lo más lindo que vivió en Cheer: “Encontrar gente hermosa, amigos, familia. Nos apoyamos tanto dentro del tapete como fuera, es un deporte de confianza en el otro así que al final terminás desarrollando la confianza en tus compañeros”.

“Cada movimiento, destreza y pirámide implica confianza en el otro, por eso es algo que también se entrena y se busca desarrollar. Sin confianza somos un grupo de personas haciendo lo mismo. Con confianza somos un equipo”, amplia Juli.

Las profes Vani y Moni son los pilares de las chicas respecto de la confianza: “Aunque sean a veces muy exigentes son las mejores, nos ayudan en nuestra destreza física pero también nos escuchan con temas personales y nos ayudan”, narra la deportista.

Mas sobre el grupo de Cheer: “Mi equipo es mixto, solo un año que fue el primero fue femenino. Mi equipo nuevo no lo conozco muy bien por el tema de la pandemia pero gran parte es de mi equipo anterior, somos unidos, un poco bastante charlatanes, nos cuestan algunas cosas pero nos ayudamos entre nosotros”, narra Julieta.

“El año pasado estábamos en Nivel 2 Mixto Adulto, y este año Nivel 3 Mixto Juvenil”, explica Juli.

Lo más lindo de practicar Cheer: “Las competencias son el mejor momento, es el momento en donde mostrás todo lo que aprendiste y mostrás tu brillo en el tapete. Y al ser muchas en otro lado, el viaje, lugar nuevo, gente nueva le da un plus”, narra Julieta.

“Mi sueño es poder ir a poder competir a otro país”. Julieta Carrión Gutiez, una Deportista de Instituto.