Gimnasio totalmente remodelado en el Sandrín


El plantel de básquet cuenta con un gimnasio totalmente renovado para el acondicionamiento físico del deportista. Además se realizaron tareas de mantenimiento del estadio Ángel Sandrin.

La pandemia paró la pelota, pero los que no pararon fueron aquellas personas que trabajan en el crecimiento del básquet albirrojo. La profesionalización que ha adquirido dicho deporte en nuestra institución, requiere contar con todos los espacios para que los deportistas puedan desarrollar sus funciones con total comodidad.

Enmarcado en un proyecto diagramado y previendo la necesidad de hacer un mayor hincapié en el acondicionamiento físico del basquetbolista tras el largo parate deportivo, la subcomisión de básquet en conjunto con el equipo de preparadores físicos integrado por Nicolás Acosta y Alejandro Luna, llevaron a cabo la refuncionalización  del gym que se encuentra al final del Sandrín (contigua a la zona de cabinas de prensa).

Este “nuevo” espacio de preparación física, se ha diseñado para implementar los últimos métodos de entrenamiento, recomendados por la comunidad de Ciencias del Deporte. Permitirá aumentar la eficacia en los resultados deportivos de los atletas y a su vez continuar potenciando las medidas de prevención de lesiones. Además los preparadores físicos maquetaron con minuciosidad cada uno de los espacios que lo integran y explicaron:

“El nuevo gimnasio dispone de tres sectores diferentes: sector evaluación, de pesos libres y de máquinas. El sector evaluación se realizó en conjunto con una empresa de producción de tecnología para la evaluación deportiva denominada Momentum, que se encarga de equipar el área con herramientas que permiten realizar un seguimiento de los déficit y mejoras de nuestros jugadores. En tanto, en el sector pesos libres, influenciados por la tendencia de la ciencias del ejercicio actual, se realizarán ejercicios de fuerza funcionales y específicos a la necesidad de cada jugador. La ventaja es tener el gimnasio al lado de la cancha donde podemos transferir ejercicios de cargas a gestos específicos directamente en el campo de juego. Y por último, en el sector de máquinas: decidimos seleccionar aquellas máquinas de musculación que colaboren al desarrollo del las capacidades del jugador pero por sobre todo que sean esenciales para la rehabilitación post lesiones”.

En tanto, el en Estadio Ángel Sandrín también se realizaron tareas de mantenimiento y mejoras: se re pintó el perímetro de la cancha y se re acondicionaron baños, tribunas y vestuarios. El 1 de noviembre es la fecha prevista para el comienzo de la competencia, ni bien se aprueben los protocolos para regresar a los entrenamientos, “la caldera” ya se encuentra en condiciones para recibir al equipo que conducirá Sebastián Ginóbili.