Florencia Olocco: “Soy hincha y jugadora de Instituto”


Juega al vóley en La Gloria y está enamorada de los colores.

Florencia Olocco vive en Villa Los Llanos en la localidad de Juárez Celman: “Vivo con mi familia que está compuesta por mis padres y dos hermanos mayores”, dice la deportista.

Empezó a jugar en Instituto en el 2012 a los 11 años: “Llegué al club porque a mi papá le encantan los deportes, así que a mis hermanos y a mi desde chicos siempre nos motivó para que hagamos alguno. Empecé probando con Patin y Hockey como en 6 clubes, pero nunca me terminaban de gustar”, narra Florencia.

Y llegó el momento de jugar en La Gloria: “Un día fuimos a probar con vóley en Instituto, y me encantó. Me re enganché con el deporte”, dice Florencia.

El esfuerzo de Flor y su familia para estar presente en las prácticas y encuentros: “A los partidos y entrenamientos generalmente me lleva mi viejo y si es que no puede me manejo en colectivo”, explica la deportista.

Los entrenamientos en esta “nueva normalidad” son toda una novedad para los deportistas albirrojos pero no los detienen: “Ahora con la pandemia frené bastante con el tema de los entrenamientos, pero Fran (Otero) y los demás profes realizan encuentros vía Zoom y nos pasan los planes para que los hagamos si no podemos conectarnos”, cuenta Florencia.

Gracias a su esfuerzo y dedicación, la Gloriosa fue escalando de manera exitosa por varias categorías: “El año pasado jugue en Sub 19, Sub 21 y algunos partidos en Primera”, cuenta Flor.

Sus referentes en el vóley: “Tengo muchos, no podría nombrar todos pero Yaz Nizetich y Luciano de Cecco me encantan”, admite Flor.

Y por supuesto el respeto a las chicas que lograron el ascenso a la Liga de Honor: “Como equipo tengo muy presente nuestra Primera, en el año del ascenso. Porque son jugadoras que vienen desde hace mucho tiempo juntas y son un equipo muy consolidado que se entiende y conoce muy bien. Eso es algo que admiro mucho”, narra Florencia.

Lo que más que gusta del vóley: “Las experiencias y sensaciones que vas viviendo en cada partido o entrenamiento, como disfrutar la adrenalina de un punto largo, la satisfacción de ganar un Tie Break peleado, o por ahí ganarle un partido a tu clásico, que son cosas básicas que te dan alegría y te motivan a seguir entrenando para superarte tanto individualmente como en equipo”, dice Flor.

Amor por la camiseta: “Yo con Instituto formé un gran sentido de pertenencia, es mi club, y no me imagino defendiendo otra camiseta que no sea la de La Gloria, soy hincha y jugadora de Instituto y es una de las cosas que más disfruto”, narra la Gloriosa.

Lo más lindo que vivió en La Gloria hasta ahora: “Sin dudas el ascenso a Primera fue un día que siempre voy a tener presente, principalmente porque fue un año con muchos cambios para el vóley del club y que hayamos podido cumplir con el objetivo fue muy reconfortante como disciplina”, cuenta la albirroja.

“Tengo como objetivo individual ganar más cancha en Primera, y un sueño que me gustaría cumplir es jugar una liga con mi equipo”. Florencia Olocco, una Deportista de Instituto.