El día en que Instituto se consagró campeón

02/11/2021

La Gloria se coronó campeón del Súper 20 y logró su primer título en la máxima categoría del básquet argentino. 

Hay una fecha que quedó grabado en todos los corazones albirrojos: 30 de octubre de 2021. Porque ese día, desde el primer momento se encaminó a ser histórico.

Con entradas agotadas, una hinchada que no paró de alentar y un Sandrín que vibró más alto que nunca, Instituto logró el tan ansiado grito de ¡dale campeón! en el Súper 20.

Esto significó el primer título para la institución luego de buscarlo en varias oportunidades tanto en la Liga Nacional, donde cayó el séptimo juego con San Lorenzo en la temporada 2018/19, Liga Sudamericana en 2018 contra Franca, y en el Súper 20 del 2017 frente a San Martín de Corrientes. Contando también la vez que se quedó en las semifinales en su primera participación de la BCLA. Después de esos momentos decisivos perdidos, de tanto esfuerzo, dedicación y trabajo se concretó el sueño de todos los glorioso.

El camino soñado

La ilusión de levantar la copa comenzó cuando se armó un plantel de jerarquía, mezclando a jugadores con una basta experiencia, y juveniles del club bajo las aspiraciones de un entrenador conocedor como lo es Lucas Victoriano.

El recorrido al título arrancó el 24 de septiembre contra Comunicaciones en un cotejo donde la Gloria, después de tanto tiempo, volvió a jugar con su gente y logró su primer triunfo (86 a 59) con un gran nivel de juego que marcaba el camino de lo que vendría.

Instituto arrancó así, una racha de victorias (5) en la primera fase del torneo. El plantel demostró la personalidad y convicción a la hora de salir a la cancha. Dejó en claro que era uno de los candidatos potentes que tendrían los rivales. De esta manera, conquistó los duelos siguientes contra Oberá, Regatas, San Martín y La Unión en el Ángel Sandrín.

En la segunda instancia, jugada en Santiago del Estero, los albirrojos ganaron dos partidos y perdieron dos. Derrotaron a Quimsa y Olímpico pero cayeron con Riachuelo y Atenas. Así mismo, la Gloria se clasificó al Final 8 como primero en su zona con 16 puntos y en cuanto a sus estadísticas, fue el segundo conjunto con más puntos convertidos con un 84.9%, detrás de Peñarol.

En las dos etapas disputadas, los de Alta Córdoba tuvieron un 16.9% de asistencias. Por lo que estos resultados lo ubicaron como el segundo con una eficiencia de 92.8%.

El Súper 8 fue de ensueño para Instituto. Superó a Obras en un partido complicado por los cuartos de final y replicó su actuación con San Martin de Corrientes en semis, pasando así a la final con Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia.

El partido frente a los verdes fue una verdadera fiesta para todo el público presente. La “Caldera” al rojo vivo. Los corazones latentes. Las emociones a flor de piel, porque el momento esperado desde el 2015 con el ascenso a la Liga Nacional, llegó; y con el condimento especial de vivirlo en nuestra casa, en nuestro barrio, rodeados de amigos y familiares.

Este titulo no solo fue el primero para Instituto, sino también para el entrenador Lucas Victoriano, que con este trofeo en sus palmares, es la primera persona en ganar títulos como jugador y entrenador en la máxima categoría del básquet argentino.

El MVP del partido fue Nicolás Romano, que además es la primera vez en su carrera profesional que es premiado con la mayor valoración del torneo, 21,8 por juego.

Por donde se lo mire Instituto hizo historia el sábado pasado y eso fue porque nunca dejó de creer, soñar y apostar. Pero esto no termina acá, ahora toca renovar las ilusiones y seguir creciendo ante un nuevo desafío: la Liga Nacional.