Diego Bregan: “Soy socio porque creo que es un deber del hincha”


Diego Bregan vive en Barrio Juan XXIII y nos cuenta su historia Gloriosa: “Me hizo hincha de La Gloria mi papá, a mí y a mis hermanos”.

“Mi primera vez en la cancha fue un partido contra Quilmes por la noche, que si mal no recuerdo ganamos con gol del defensor Becacecce en el año 1992 o 1993. Yo tenía 8 años. Fuimos a la platea roja y blanca con una familia amiga”, cuenta Diego.

Toda su familia es de Instituto: “Hasta mí perra tienen su remera. Mis amigos algunos de La Gloria con los cuales vamos a la cancha juntos desde hace muchos años. Fede, Gonzalo y Manu. Otros de Belgrano y Talleres pero nos respetamos y entendemos la pasión por su club que al fin y al cabo es la misma pero con distintos colores”, narra el Glorioso.

Los goles que más le gustaron: “Me gustaron muchos. Me marcó como si fuera hoy el 3 a 0 contra Chacarita en el viejo Chateau, un 3 a 2 contra Almagro con gol agónico de Lujambio que lo grite como un loco y el 2 a 1 a talleres con gol de Godoy al final fue una locura por qué estaba con mis hermanos y amigos viéndolo por tele y terminamos revoleando sillas y mesas por todo el patio de la felicidad”, dice Diego.

Y añade sobre sus gustos sobre algunos jugadores: “Me gustaron jugadores como la ‘Lora’ Oliva, el ‘Pucho’ Castro, el negro Sarria, ‘Miliki’ Jiménez, tipos que dejaron una huella y que siempre recuerdan a La Gloria. La lista es muy larga pero destaco los que hoy se acuerdan del club y se sienten parte de su historia”, narra Diego.

El porque de ser socio en las palabras de Diego: “Soy socio y lo hago porque creo que es un deber del hincha. Hoy es muy difícil en este contexto económico sostener la cuota pero creo que debemos hacer el esfuerzo y crear una verdadera cultura albirroja, con identidad y sentido de pertenencia. Tenemos un gran estadio, un barrio con mucha historia ferroviaria y de corrientes inmigratorias que fueron llegando, que hace que el club tenga impronta e idiosincrasia para el interior del país y que debemos explotarlo más desde lo cultural, social e incluso turístico con un trabajo integral desde el club y con organizaciones de la sociedad. Debemos cuidar eso siendo socios, participando y acompañando”, expresa el albirrojo.

“Lo que más me gusta de Instituto son sus colores, su gente que siempre está y nunca lo abandona, su estadio y su barrio que le dan identidad y una rica historia que hay que contarla hacia la comunidad”. Diego Bregan, un Fanático de La Gloria.