Daniel Jiménez: “El hincha de Instituto es el más fanático de todos”


El ídolo dialogó en el Instagram Albirrojo contando su vida actual y anécdotas de su increible paso por el club.

“Hay que cuidarse por la pandemia. He leído que se bajó la cuota. El que pueda que la pague para ayudar al club”, dijo “Miliki”.

La llegada a La Gloria: “Llegué en 1998, un martes por la tarde. Se jugaba el jueves y me fui derecho a Saldán. Debuté el jueves contra Juventud Antoniana. Metí un gol. Me fue bien, ganamos 2 a 0. Definí fuerte al medio”, recordó “Miliki”.

Un amor incondicional: “Me enamoré del club. Jugué en otros. Pero Instituto es distinto. Son muy pasionales los hinchas. En el ascenso no me olvido más. La manera en la que nos apoyaron”, narró “Miliki”.

El ascenso: “Recuerdo el partido ante Chacarita, fue muy duro, ellos después ascendieron. Nosotros ganamos 3 a 0 acá, allá perdimos 1 a 0 y dimos la vuelta en la cancha de River en 1999. El 19 de junio fue un enorme día, fue lo más lindo que me pasó en la carrera”, cuenta el nueve.

El equipo del “Tata” Martino: “Ese equipo revolucionó. Jugábamos muy bien. Hicimos 71 puntos. La gente disfrutaba de ese equipo. Hicimos muchísimos goles”, dice Daniel.

Josemir Lujambio y Mauro Amato: “Dos grandes jugadores, el uruguayo me leía bien, y metió varios goles. Mauro, un jugador muy inteligente. Y una gran persona”, cuenta el ídolo.

Sus goles más lindos: “Uno ante Talleres, otro contra Argentinos y uno contra Boca en el Kempes. Fueron lindos”, dijo “Chiquito”.

La hazaña en Copa Argentina con los pibes: “Por suerte salió bien ante Arsenal en San Luis. Debutaron varios chicos, como Ignacio Antonio. Jugó Mateo García. Gustavo Gotti. Y muchos más”, contó “Miliki” sobre aquella gran victoria con el como DT.

Y aquel gran torneo de B Nacional con el idolo de entrenador junto a “Cocayo” Dertycia: “Tuvimos chances de ascender, pero fue difícil. Estuvo Independiente en ese campeonato”, recordó “Miliki”.

Su definición del hincha de Instituto: “Sufrido y fanático. Yo creo que es el más fanático de Córdoba. Mirá que han sufrido golpes. Pero sigue estando. Va y va. Siempre está”.

¡Un gigante, Miliki!