Catalina Jeandet: “Instituto es una familia enorme y hermosa”


Juega al vóley en La Gloria y tiene, como todas las pibas, un montón de sueños. Como llegar a la Selección Argentina. Su referente es Anto Costantino de la Primera del club.

Catalina Jeandet nació en Entre Ríos, pero desde chica se radicó en Córdoba: “Vivo con mi mamá y mis 2 hermanos mellizos, Jere y Coni que tienen 15 años”, cuenta la Gloriosa.

Este es su tercer año jugando en el club y lo vive con orgullo: “Desde que iba a la primaria era una de las más altas, mi mamá siempre me dijo que empezara vóley y aparte el club me quedaba cerca”, narra Catalina y añade: “A los 14 fuimos a averiguar cómo para empezar a hacer algo y apenas llegué la entrenadora me pidió que empiece a jugar. Me integre bastante rápido y me enamoré del club y de la gente”, dice la deportista albirroja.

El sacrificio de su madre para acompañarla en todo momento es clave para ella: “Mi mamá nos lleva a mi hermana y a mí a todos los entrenamientos y todos los partidos”, dice Catalina.

Con la pandemia por suerte se pude adaptar bastante bien: “Entrenamos siempre con mi hermana, ponemos música y tratamos de hacerlo divertido, si no nos podemos conectar pedimos el plan y lo hacemos aparte. Extraño muchísimo jugar en la cancha con el equipo, siempre lo disfrutamos y la pasamos genial”, cuenta Catalina.

El año pasado jugó en su categoría, la Sub 17 y en Sub 19 de libero: “Una referente que tengo es, si o si, Anto Costantino de la Primera, y obviamente la Yas Nizetich, jugadora de la Selección Argentina” narra Catalina.

El vóley, una pasión para ella: “Considero que lo más lindo del vóley es la formación del equipo como un grupo, la confianza que genera depender del movimiento de la otra y siempre tener el objetivo de superarnos a nosotras mismas tanto como equipo como individualmente”, dice Catalina.

Lo que siente Catalina por La Gloria: “Instituto además de ser un club hermoso es una familia enorme y hermosa, siempre están para vos y tratan de que te sientas lo más cómoda posible. Nunca me arrepiento de haber empezado en este club. Lo más lindo fue el ascenso a la categoría de Honor, la emoción y la felicidad del momento fue una experiencia muy linda para todos los que estábamos en ese momento alentando a la primera”, dice la albirroja.

“Un objetivo de todos los días es superarme a mi misma en todos los aspectos del deporte, jugar en la Primera del club es mi objetivo desde que empecé este hermoso deporte y un sueño o un objetivo más difícil seria llegar a la Selección Argentina para poder representar al país en algún juego importante”. Catalina Jeandet, una Deportista de Instituto.