Catalina Avendaño, la Gloriosa


Instituto en su corazón: “Soy socia porque no me gustan las cosas a medias”. 

Catalina Avendaño y la razón de ser albirroja: “No tuve alternativa de hacerme hincha de otro club que no sea de Instituto, esta pasión viene de familia, soy pariente de uno que jugó en el club hace años; que vendría ser mi tío abuelo Luis Alberto Avendaño, que jugó en 1947, y de ahí fue siguiendo la pasión mis tíos junto ,con mi viejo, que vivieron toda su adolescencia en Alta Córdoba”, cuenta la piba Gloriosa.

Catita y su familia son de Villa Allende: “La primera vez que fui a la cancha tenía 8 años, iba con mi viejo y unos amigos de él, siempre y cuando mi mamá me dejaba ir, porque en casa siempre fue tema de discusión mi ida a la cancha, ya que en ese tiempo se decía que ir a la cancha es para varones y que yo tenia que estar en mi casa”, narra sobre sus primeros tiempos en el Monumental.

Los gustos futboleros de Catalina: “He visto pasar de todos los jugadores, pero con algunos me he encariñando más, por ejemplo de chica me pasó de ver seguido a Sebastian Arrieta, porque conocía a su representante. Después me fui encariñando mucho con Jonatan Bauman, ‘Wanchope’ Ábila, Paulo Dybala, Christian Bernardí, Maxi Correa. Y hoy en día con los chicos que van saliendo de las inferiores como El ‘Tetu’ Klimowich, Mateo Bajamich, ‘Kako’ braida, Rodrigo Garro. Es lindo ver que tenemos futuro en las inferiores”, cuenta Catalina.

Su cariño por el básquet: “Me enganche hace ya dos años más o menos, si bien lo seguía pero no iba a los partidos, pero si los veía por la tele, porque en mi familia era más bien del fútbol que del básquet, pero si ví cuando le ganamos a Ferró en el TNA, y de ahí me fui enganchando más, hasta ir a los partidos hace un año, cuando jugamos los partidos contra San Lorenzo y los clásicos con Atenas”, narra Catalina.

Y añade: “La verdad que está muy bien el básquet, los que vienen y los que por ahí pasan y después se van, se va formando un grupo re bueno y competitivo a la vez, con el Sepo en el banco creo que ahora le da más posibilidad a los juveniles como Reyes y varios más, eso es muy bueno”.

La familia de Catalina: “Se compone por mi papá, mamá y una hermana mayor, yo soy la más chica”, dice la Gloriosa.

Los partidos que más le han gustado a la albirroja: “Si tengo que elegir un solo partido, se me hace difícil porque me han gustados muchos partidos, uno de ellos fue el partido del ascenso del 2004, yo estaba allí era chica y fue uno de los que recuerdo muy latente cada vez que llega la fecha, otros partidos que recuerdo es cuando le ganamos 4 a 1 contra crucero del norte, ese partido me acuerdo que se jugó un domingo a la tarde tipo 15. Y de los últimos partidos me quedo con el de el Tigre acá en nuestra cancha. Y el otro contra All Boys que al último se llovió todo y ahí perdí mi carnet de socia”, dice Catalina.

El agradecimiento a su padre por inculcarle el amor por los colores: “Le debo mucho a mi viejo, porque él fue el que me hizo de La Gloria, si bien como dije en mi familia somos cuatro, pero en la cancha somos dos, mi viejo y yo, él a mi edad iba a la cancha, llegó a jugar en la Liga Cordobesa, e hizo judo en el club, yo si bien no tuve la suerte de hacer alguna disciplina pero apuesto mucho a que Instituto siga creciendo”.

“Siempre lo dije instituto tiene ese no se que, que te va a enamorar, o por lo menos a mi me enamoró y no me moví de ahí. Me gusta todo del club en si, es grande, tiene muchas disciplinas, el colegio, todo hace que sea grande. Siempre dije que Instituto tiene mucho para dar. En lo político no entiendo mucho, cuando me tocó votar fue la primera vez, en la votación anterior no estuve presente, pero en fin, es grande y tiene mucho para dar, yo al club lo quiero y lo banco”, narra Catalina.

El granito de arena de la albirroja al club: “Yo soy socia porque no me gustan las cosas a medias, yo soy de que si me gusta algo me meto de una y pago la cuota, todos los meses, aún si no llego, me meto igual. Cuando era más chica si pagaba la entrada porque no iba a todos los partidos. Pero ahora ya socia y con orgullo”, Catalina Avendaño, una Fanática de La Gloria.