Sebastián Serda: “Mi sueño es defender a Instituto en Primera”


En el arco de la Sexta de AFA se encuentra un juvenil lleno de expectativas, como todos los pibes de La Agustina: “Me gustaría ser jugador profesional”, anuncia el guardametas glorioso de las inferiores. 

El 8 de enero del 2001 nació Sebastián Serda, en Almafuerte, un hermoso lugar que se encuentra en el departamento Tercero Arriba de nuestra provincia.

“Mi pueblo es hermoso, tiene un lago grande (Piedras Moras) que en verano se llena. Mi vieja es la directora del colegio y mi papá es comisionista, viene a Córdoba casi todos los días. Mi hermano estudia abogacía y además trabaja”, cuenta Seba sobre sus orígenes y el estudio, algo que para él y su familia es muy importante.

La mamá de Sebastián

“Empecé el colegio en el Liceo de Almafuerte, donde mi mamá ahora es la directora. En Córdoba continué estudiando en el Justo Paez Molina. Ahora estoy terminando sexto año en el IPEM 70. Cuando termine la secundaria voy a seguir estudiando, algo relacionado al deporte seguramente”, añade el ‘Loco’.

Su padre es fanático del fútbol: “Mi viejo tiene 53 años y sigue jugando al fútbol, imáginate si le gusta este deporte. Juega en los veteranos de mi pueblo”.

Roberto, zaguero central.

Su hermano Facundo dejó de jugar por la Facultad y el trabajo, compartieron un par de partidos en Almafuerte, Sebastián jugó en la Primera de Atlético Almafuerte con el, cuando el pibe Serda, hoy en La Gloria, tenía apenas 16 años.

Los hermanos en Almafuerte, en Atlético.

La historia en la cantera: “Este es el segundo año en la pensión. Es re lindo estar acá. Me enteré de una prueba en Instituto por Internet. Un muchacho, Luis Mengo, me dijo si quería ir a probarme y tomé la desición de probarme en Instituto. Vine, me probó Pablo Álvarez, y quedé”.

Y una anécdota especial: “El celador David Araya nos reunió para mandarle un saludo a Paulo Dybala por su citación en el Mundial, el vivió en la pensión y nos pareció buenísimo hacerlo”.

El arquero, de héroe a villano en un minuto: “Es muy difícil ser arquero, lo que le pasó al arquero del Liverpool en la final de la Champions es un ejemplo, debe haber sido muy duro. Yo arranqué jugando al centro, pero no me gustaba y decidí ir al arco. Me encanta este puesto, no lo cambiaría por nada. Es un poco ingrato nomás, podés sacar dos pelotas muy buenas, pero si al rato te mandás una macana sos el peor”, reconoce.

La banca al ‘Chiquito’: “Mi referente en el puesto de arquero es Sergio Romero, por su tranquilidad al jugar y por la experiencia que tiene”, dice el ‘Loco’, que admira la tranquilidad de Romero.

Su análisis sobre la División: “La Sexta es un un grupo con muchas ganas. Mirá que arrancamos mal”, dice Seba. “Nos comíamos cinco todos los amistosos en el verano. De a poco fuimos progresando”. Y ahora, da gusto verlos jugar, un equipazo.

Cesar Zabala, el DT, derrocha magia en todos los partidos, en la previa, durante, y además, evidentemente, deja su enseñanza: “Es un loco lindo. Gran formador. Te forma como jugador y persona. Siempre quiere lo mejor de vos y tiene a todos en cuenta por igual. Es un grande, yo lo admiro mucho”, narra Sebastián.

Y por último, sus expectativas a futuro: “Me gustaría ser jugador profesional y mi sueño es defender la camiseta de Instituto en Primera”. Sebastián Serda, otro sueño glorioso.

Por: Juan Pablo Luna.