Paulo Dybala de visita en La Agustina


De sorpresa, Paulo Dybala llegó a La Agustina a visitar el predio que lo vio nacer, la pensión en donde vivió y hasta se animó a entrenar con el plantel de primera. Visita de lujo.

Era una fría mañana en el Predio. La cuarta estaba jugando con Atlético Rafaela y la primera entrenaba bajo las órdenes de Dario Franco preparándose para seguir con la pretemporada en Balcarce.

En silencio, llegó él. Se fue al vestuario, se preparó como uno más y pidió el cambio. Paulo Dybala volvía a pisar La Agustina. “Quería compartir unos minutos con Dario que se lo había prometido y vine de sorpresa”, declaró Paulo.

Y así entró a jugar con la primera, como en aquel 2012 cuando dio sus primeros pasos en la primera de Instituto dirigido por nuestro técnico. Cuatro años después, el jugador de la Selección Argentina y de la Juventus, volvió a La Cantera del Mundo para visitar al cuerpo técnico y a la gente que lo acompañó durante sus años en la pensión. “Es algo hermoso volver, fue donde empecé, crecí y volver con gente que estaba acá cuando me fui y compartirlo con ellos es algo único”.

La gente comenzó a llegar cuando se enteró que el ídolo estaba de nuevo en su lugar. Desde los más chicos hasta los más grandes no podían creer que el niño mimado de Instituto volviera por unos minutos a vestir la roja y blanca.

Paulo saludó al plantel luego de compartir su zurda mágica, habló con Dario Franco y recorrió nuestra querida Agustina. “Es un lugar que me trae muchos recuerdos, aprendí mucho, es un lugar con buena energía siempre”, cerró Paulo.

A casi un mes del Centenario Glorioso le dejó un gran mensaje a nuestra institución: “Contento de formar parte de la historia de este club, una institución con buena gente, con una hinchada increíble la gente que apoya en todo momento y ser parte de la historia de este club es algo muy lindo”.

Y así fue su regreso un siete de julio de 2018, compartiendo con el cuerpo técnico que lo vio crecer, en las canchas en donde dio sus primeros pasos, la pensión en donde tantas noches pasó y jugando a la pelota regalándonos su magia una vez más. ¡Gracias Paulo!


Instituto ACC

FREE
VIEW