Mateo Bajamich: “Estoy muy feliz”


El delantero albirrojo convirtió su primer gol con la camiseta de Instituto.

Mateo Bajamich tiene 19 años y marcó por primera vez en Alta Córdoba. “Estoy muy feliz. Por suerte pude concretar mi primer gol con La Gloria”, contó el pibe.

Mateo llegó de la localidad de Morrison, del club Unión. Hace ya un par de años que está en La Gloria. “Vivo en la pensión. Y no hay preferencias conmigo a la hora de la cena por parte de los celadores por haber subido a la Primera. Ojo”, dijo el juvenil sonriendo días atrás en La Agustina.

“Ni un poquito más de queso en los fideos. A todos por igual”, aseguró a modo de broma mientras lo abrazaron varios de sus compañeritos, de inferiores y de la pensión gloriosa. Es que a los celadores de la pensión les da orgullo su presente y siempre están los mimos para los chicos que cuidan con tanto cariño.

Sus goles en la Quinta y su buena intervención en la División Local, también con goles importantes, llevaron a este potente delantero a la Primera.

Hizo su primera aparición ante Racing en el Mario Kempes el año pasado y debutó oficialmente ante Nueva Chicago el 23 de febrero del presente año, en el Monumental.

En el calentamiento de aquel partido se lesionó Affranchino, ingresó Vella y Mateo fue llamado para sumarse de urgencia al banco de suplentes. Anécdotas del fútbol que siempre recordará: “Había ido a ver el partido y como siempre vamos 15 minutos antes al vestuario. En la entrada en calor se lesiona Facundo y entonces me dijeron que me cambie, que iba al banco. No tenía ni mis botines. Me prestaron unos ahí en el vestuario y así fue mi debut en el Monumental”, cuenta Bajamich.

Mateo participó en la mayoría de los goles de Instituto en los últimos partidos y ahora su objetivo es: “afianzarme en la Primera”. Bajamich, y otro sueño que empieza a cumplirse en La Agustina.

Por: Juan Pablo Luna.

Foto: Vero Sánchez.


Instituto ACC

FREE
VIEW