La canción: Instituto en mi corazón


El Centenario de nuestro club nos moviliza a todos. Uno se siente privilegiado de poder ser testigo y partícipe de un hito histórico: el cumplimento del primer siglo de vida de la Gloria.

Las historias de hinchas movilizados por la pasión por suerte abundan por estos días. Cómo la de esos locos fanáticos que durante dos años recopilaron fotos, información y entrevistaron a todo tipos de actores para recrear la historia y “parir” el libro “100 años de Gloria”. O cómo esas agrupaciones que por medio de rifas y donaciones pintaron murales en el Monumental cuando el club no podía hacerlo y no solo tiñeron de rojo y blanco el club, llenaron el barrio Alta Córdoba con hermosas pinturas albirrojas. Y ni hablar de ese grupo de hinchas que con el frío del viernes por la noche terminaron de pintar las tribunas de la cancha para luego continuar con el Sandrin. Tampoco hay que olvidar a Beer Vicious y su canción homenaje por el centenario glorioso. Todos de manera desinteresas y con un único objetivo: INSTITUTO.

A dos días del cumpleaños nos encontramos con otra hermosa historia que merece ser contada. Marco Luna es otro loco fanático, dueño de una gran voz e integrante de la banda cuartetera Megatrack.

“Nace de lo que yo viví desde niño, ni bien nací, me pusieron unos escarpines rojos y blancos, hice jardín en Instituto, me acuerdo de que en los recreos salíamos a las tribunas, o los días de lluvia eran en el Sandrin los recreos. Desde que tengo uso de razón mi papá me llevó siempre a la cancha, cuando no había para la entrada era sufrir por radio, hoy me encantaría tener a mi papá con vida para que vea lo que me está pasando de escribir y cantar una canción para el club de su vida , de la mía, de mi familia, la verdad que es un sueño poder cantarle a Instituto…”, comenzó relatando el cantante.

Por como nació la canción, declaró: “La canción dice que respiré el carnaval de la cancha desde chico, porque eso sentía y siento hasta el día de hoy que cada vez que voy a la cancha no importa el resultado del partido , si no pasarla hermoso y compartír en familia ese momento…”.

Marcos cuenta que le pidió a Marcos Bainotti que le diera su opinión sobre la historia y le dijo: “Está espectacular así”, así que con los consejos de Marcos, y la ideas de amigos músicos pudo armar la historia, y quería que fuera de cuarteto,  ya que “el cuarteto es parte de nuestra vida, el cuarteto son como los colores de nuestros equipos cordobeses, así que la hice cuarteto y quedó así”.

En uno de los momentos más importantes de nuestra historia, todo acto de amor por Instituto emociona y vale la pena disfrutarlos juntos. FELICES 100 AÑOS GLORIA.


Instituto ACC

FREE
VIEW