Cristian Carrizo, el capitán de la Local: “Ahora vamos por todo”


El ‘Mono’, como lo apodan, trabaja de noche en una distribuidora de gaseosas, sale y va a entrenar. Puro sacrificio y una gran ilusión: lograr el título con Instituto. “Queremos ser campeones”, anuncia.

Instituto tiene pasión: el olor a fútbol en el barrio, los pibes que entran con el bolsito a La Agustina, el esfuerzo para ir al entrenamiento en el colectivo y siempre, pero siempre, el objetivo de llevar la camiseta de La Gloria a los más alto, en la categoría que sea y en la división y torneo que te toque.

La División Local que participa en la Primera División de la Liga Cordobesa de Fútbol tuvo este año un equipo casi nuevo, con Leonardo Nadaya como entrenador después de que el ex DT Daniel Mira estuviera muy cerca de ser campeón de nuestro fútbol y de que muchos chicos emigraran a otros equipos.

No fue fácil el comienzo, un 4 a 0 en contra y varios resultados negativos que hicieron pensar a Nadaya en seguir o no. Los chicos se acomodaron a este duro torneo, con fútbol y garra llegaron hoy a ser los mejores como equipo en la Liga Cordobesa. Con pibes promovidos al plantel superior, como Claudio Molina y Claudio Roldán.

Uno de los destacados es Cristian Carrizo, que es el capitán del equipo: “El sábado le ganamos a Deportivo Atalaya, un equipo que se hace muy fuerte de local, fue una sensación muy linda. El viento y la condición de la cancha no nos dejaba hacer el juego que a nosotros nos gusta. Pero lo sacamos adelante”, cuanta el capitán sobre el 1 a 0 que los dejó bien arriba.

El agónico triunfo le permitió al equipo llegar a lo más alto, y depender de si mismo: “El gol de Marigliano desató una locura, se te vienen muchas cosas a la cabeza, hacemos mucho sacrificio para jugar. Fue un triunfo especial, el grupo lo disfrutó mucho”, relata con entusiasmo Cristian.

El ‘Mono’ acomoda pedidos toda la noche en un enorme depósito, para que a la mañana los camioneros tengan todo listo para salir a repartir, hay que ganarse el pan para ayudar a la familia: “A veces duermo media hora, armamos las órdenes de carga durante la madrugada, desde las doce de la noche a las siete de la mañana. Pero siempre estoy cien por cien en cada entrenamiento. En el equipo todos los chicos trabajamos, tenemos otras responsabilidades además del fútbol”, relata Carrizo.

El sueño de ser campeones: “Con Libertad creo que va ser un partido muy abierto. Ellos pelean por lo suyo y nosotros también, queremos ser campeones de Córdoba. Todos esperamos un gran triunfo” y añade en el cierre de la entrevista: “Mi cuerpo ya está acostumbrado a trabajar de noche y entrenar a la mañana, por suerte el sacrificio dio sus frutos. Ahora vamos por todo”, dijo Cristian Carrizo, el gran capitán de la Local.